Cómo implementar una estrategia del Employee Journey Map

Comparta este post

Imagina el recorrido de un colaborador por tu empresa como un viaje. El punto de partida comienza en el instante en que tu departamento de Gestión de Talento Humano publica una oportunidad de empleo que captura la atención del futuro trabajador.

En la siguiente parada la persona aplica a la oferta y acude a la entrevista. Como su perfil se ajusta a la vacante, lo contratas, lo acompañas en el proceso de ingreso y adaptación.

Pero este viaje no se queda allí. En su recorrido tu empresa le brinda al colaborador oportunidades de desarrollo profesional o posibilidades de ascenso. Toda esta fase de acompañamiento no termina hasta el día en que el trabajador se jubila o decide renunciar.

El proceso anterior representa el trayecto que un trabajador hace en una empresa y se le conoce como Employee Journey Map. Sobre este tema nos ocuparemos en el artículo de hoy. Donde prenderás de qué se trata esta estrategia y te brindaremos algunos tips para que desde ya los apliques en tu organización.

Qué es el Employee Journey Map

El Employee Journey Map o mapa de viaje del empleado es el recorrido que hace un trabajador durante su ciclo laboral. El departamento de Recursos Humanos se encarga de identificar tanto las experiencias positivas como las negativas percibidas por el colaborador para proponer las mejoras correspondientes.

Surgió del Customer Journey Map o mapa del recorrido del cliente, una herramienta del Design Thinking centrada en las personas. Se organiza en forma de mapa con sus respectivas paradas o fases que representa el recorrido de cada cliente antes, durante y después de adquirir un producto o servicio.

En este caso, los responsables de Gestión de Talento Humano adaptan la estrategia al cliente interno (el colaborador), es decir, lo ubican en el centro y procuran identificar si sus experiencias son positivas o no durante su ciclo laboral.

Por qué es importante el Employee Journey Map

Si las empresas no garantizan ni se esfuerzan por brindar una experiencia grata de trabajo a su plantilla, difícilmente los colaboradores estarán motivados para lograr los objetivos, comprometerse e identificarse con los valores de la organización, por tanto, la productividad se reducirá.

Según el Work Institute, un 22% de los colaboradores abandonan su puesto de trabajo cuando la organización no les brinda opciones para su desarrollo profesional. Retener el talento humano es prioridad y esto es posible gracias al análisis y monitoreo del nivel de satisfacción.

Ventajas del Employee Journey Map para tu empresa

Si aún estás pensando en aplicar esta estrategia, es hora de conocer algunas de sus ventajas:

  • Incrementa la motivación y la satisfacción del colaborador. Según Edenred, el 77% de los trabajadores se implicarán más en su trabajo sí reconocen sus logros.
  • Menos estrés laboral. ¿Sabías que al menos un 10% de los colaboradores sufren el síndrome de burnout o de trabajador quemado? Cuando le ofreces mayor bienestar a tu equipo, el estrés se reduce y su rendimiento mejora.
  • Aumenta la retención del talento. Al cuidar el recorrido del colaborador en su ciclo de trabajo, la tasa de rotación disminuye. Esto se traduce en un 25% de incremento en los beneficios de la empresa, asegura Edenred.
  • Mejora la imagen corporativa. Si procuras brindar experiencias positivas o de crecimiento a tus trabajadores, ellos se convertirán en los embajadores de tu empresa, los clientes lo notarán y tendrá un impacto positivo.
  • Fortalece la cultura organizacional. Si tu empresa promueve la integración, hará que tu equipo de colaboradores se sienta parte del equipo, al tiempo que se identifique con sus valores, visión, misión.
  • Mayor productividad. Los colaboradores motivados y satisfechos mejoran su productividad, lo que beneficia directamente a las organizaciones.

Cómo implementar una estrategia de Employee Journey Map

1. Seleccionar un método para conocer de primera mano la experiencia del colaborador. La estrategia del Employee Journey Map permite identificar los aspectos positivos y negativos que está experimentando un trabajador.

Puedes usar herramientas como:

  • Entrevistas. Se enfocan en hacer preguntas puntuales a los trabajadores para conocer su grado de satisfacción laboral, sus inquietudes, aspiraciones, entre otras.
  • Encuestas anónimas. A través de estas, tu equipo de colaboradores tendrá mayor libertad para expresar su opinión y lo que realmente les hace sentir insatisfechos en su puesto de trabajo.
  • Focus group. Se trata de una técnica de investigación cualitativa. A través de ella se recolectan perspectivas sobre determinadas relaciones sociales, en este caso entre los miembros de un equipo de trabajo. Su principal objetivo es recolectar todas esas percepciones que surgen del intercambio conversacional.

Asimismo, es importante responder las siguientes preguntas: 

  • ¿Cuáles son los objetivos del trabajador en la empresa?
  • ¿Qué expectativas de aprendizaje tiene?
  • ¿Le gustaría ascender?
  • ¿Cuáles son sus aspiraciones salariales?
  • ¿Cómo se relaciona con su entorno laboral?
  • ¿Tiene iniciativa para proponer nuevas ideas?

2. Traza un mapa representado gráficamente para ir agregando hitos significativos del colaborador, como logros o reconocimientos, ascensos, pero también las experiencias negativas, que al fin de cuentas ayudarán a encender las alarmas al departamento de Recursos Humanos para buscar una solución. Incluye también hitos como entrevista, contratación, proceso de onboarding, formación terminada, entre otros.

3. Si tu plantilla de colaboradores es numerosa, apúntate a la automatización y contrata los servicios de un software que recoja los datos para que puedas identificar los gráficos puntuales.

4. Analiza los resultados que muestran los gráficos y aplica las acciones necesarias para mejorar la experiencia de tus trabajadores.

Escuchar al colaborador es la clave de la estrategia. De allí que mantener una comunicación eficaz y asertiva cobre relevancia. No olvides medir el grado de satisfacción de tu equipo de colaboradores e intenta buscar las posibles soluciones o mejoras.

Recuerda, un trabajador valorado es más productivo porque mantiene a tope su motivación, se compromete con los objetivos empresariales, se identifica con los valores de la organización y se convierte en su portavoz.

Además, si se trata de retener al mejor talento, el acompañamiento del departamento de Gestión de Talento Humano debe estar presente en todos los hitos del ciclo laboral.

Alnahir Alvarez Gerente de Formación Smart

Foto: Freepik.es

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales:

Instagram: @formacionsmart

Facebook: Formación Smart

YouTube: Formación Smart

LinkedIn: Formación Smart 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *