Resolución de problemas

Resolución de problemas: una habilidad esencial para las empresas

Comparta este post

Para triunfar y alcanzar las metas que nos proponemos, tanto personales como profesionales, hacen falta múltiples habilidades. En este contexto, la habilidad de resolver problemas ha cobrado gran relevancia durante los últimos años.

La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos”, Henry Ford, fundador de Ford Motor Company y el hombre que revolucionó la industria del automóvil, al introducir las cadenas de producción en masa.

Los problemas surgen y se repiten periódicamente en todos los ámbitos de nuestra vida, resolverlos de manera efectiva, analítica y creativa se convierte en un asunto estratégico, que nos permite evitar pérdidas de tiempo, mermas de confianza entre los diferentes grupos de interés, así como limitar las probabilidades de que dichas situaciones vuelvan a repetirse.

Muchas de nuestras decisiones diarias y la forma en que solucionamos diversos problemas que se nos presentan, se realizan de una manera intuitiva o de acuerdo a nuestros hábitos.

Generalmente solo reservamos el análisis riguroso a aquellos problemas de naturaleza más compleja, que implican decisiones de mayor profundidad e impacto.

Pero en realidad ¿cómo podemos saber si estamos tomando la decisión adecuada, o al menos, si estamos siguiendo la metodología correcta para solucionar los problemas?

Como punto de partida, para poder solucionar un problema es necesario comprender ¿Qué es un problema? Desde un punto de vista sencillo, entendemos el concepto como “un determinado asunto o una cuestión que requiere de una solución”, es decir, “un problema es algo que está sucediendo y que debemos trabajar para ponerle una solución”.

A la hora de solucionar un problema, es necesario que concurran dos elementos fundamentales:

1. Tomar conciencia de que efectivamente existe un problema

Si no somos conscientes de que hay un problema, es imposible que podamos trabajar en él y solucionarlo.

2. Activar los mecanismos necesarios para llegar a una solución efectiva

Estos pueden ser diversos, en algunos casos nos incluirán solo a nosotros mismos, pero en otras ocasiones, tendremos que involucrar a más personas dependiendo el alcance de la situación.

Al comenzar con el análisis y búsqueda de soluciones para un determinado problema, es necesario considerar que:

  • Solamente existe selección cuando se encuentran por lo menos dos posibles cursos de acción o soluciones para las personas que deciden.
  • Las soluciones que se propongan deben tener diferente efectividad. Es decir, la selección existe cuando la acción del que decide representa una diferencia en el valor del resultado.
  • No todas las situaciones son problemas, pero todos los problemas implican una solución y la toma de decisiones.
  • Un problema se presenta cuando los que han de decidir tienen dudas o brechas sobre una situación. El proceso de resolución se ocupa de disipar o acortar esas brechas.
  • Al tratar una situación problemática, es importante desarrollar una representación o modelo, identificando el problema real, las variables controlables y no controlables, restricciones y los posibles resultados, para luego poder implantar estas soluciones y evaluar resultados finales.

Los líderes más exitosos y los colaboradores más reconocidos son personas creativas, críticas y capaces de generar soluciones a problemas complejos, tomando en cuenta las consideraciones antes mencionadas, ya sea de manera consciente o intuitiva.

El éxito de una solución sostenible en el tiempo, parte de la rigurosidad con la que se estudian los procesos y la transparencia de los mismos. Solo con un análisis profundo se pueden identificar oportunidades de mejora genuinas y aplicar técnicas para la solución de problemas, que deriven en un plan de acción real, mejorando la productividad y la eficiencia de las empresas y equipos de trabajo.

Ventajas de la habilidad de resolución de problemas para las empresas:

  • Permite un aprendizaje significativo fomentando en los colaboradores la capacidad de relacionar información, para generar nuevos conocimientos, experiencias y soluciones.
  • Potencia la versatilidad de los equipos de trabajo, motivándoles para adoptar enfoques multidisciplinarios en distintos contextos.
  • Promueve la autonomía, la toma de decisiones, la capacidad de análisis, la detección de necesidades y objetivos en los departamentos.
  • Fortalece el trabajo cooperativo, la colaboración por un objetivo común, la comunicación y el respeto a los demás.
  • Prepara a las empresas para el futuro a través de la creatividad, la adaptación a los cambios, el razonamiento y la lógica o pensamiento crítico.

El curso Resolución de problemas de Formación Smart facilita a líderes, gerentes y colaboradores, comprender mejor los factores que influyen y forman parte de los procesos de resolución de problemas, selección de soluciones y toma de decisiones, para adquirir las técnicas más eficaces en beneficio del crecimiento profesional y organizacional.

Capacita a todos los miembros de tu empresa a través contenidos actualizados, potentes herramientas de formación continua y accesibilidad desde cualquier dispositivo, sin barreras de lugar ni tiempo.

Te invitamos a conocer el curso online Resolución de problemas haciendo clic AQUÍ.

Víctor Hugo Sánchez

Consultor de contenidos web

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales:

  • Instagram: @formacionsmart
  • Facebook: Formación Smart
  • YouTube: Formación Smart
  • LinkedIn: Formación Smart

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.