Qué es proactividad y algunas claves para potenciarla

Comparta este post

La proactividad es una de las cualidades mejor valoradas a nivel laboral. Y es que las personas proactivas no esperan a que las cosas sucedan para reaccionar ante ellas, es decir, evitan ser reactivos.

La Real Academia Española (RAE) define al profesional proactivo como aquel “que toma activamente el control y decide qué hacer en cada momento, anticipándose a los acontecimientos”. Entonces, ya sabemos que la proactividad es una cualidad muy demandada, pero ¿cómo podemos potenciarla? ¿Cómo se puede fomentar esta actitud dentro de la empresa? En este artículo te damos algunas claves para conseguirlo.

¿Cómo diferenciar la reactividad de la proactividad?

Antes profundizar en las claves para potenciar la proactividad, es necesario identificar si hemos caído en alguna actitud reactiva; para ello describiremos las diferencias entre las personas reactivas y las proactivas.

Las personas proactivas pueden observar que alguna acción es necesaria en un momento determinado para evitar una posible consecuencia negativa de la inacción, mientras que una persona reactiva esperará que las cosas sucedan, independientemente de si pudo preverlas o no.

Algunas diferencias entre los dos tipos de conductas se evidencian en situaciones cotidianas, por ejemplo: 

  • Una persona reactiva ante un reto dice que lo va a intentar, mientras que alguien proactivo lo hace sin rodeos. 
  • Alguien que cuenta con demasiadas excusas ante un obstáculo complicado en el trabajo, es reactivo, en comparación a quien busca alternativas para superarlo.  
  • Una persona proactiva maneja bien sus emociones ante una discusión con su supervisor, compañeros o clientes. Una persona reactiva huye de la discusión o expresa desesperación, manejando inadecuadamente la situación. 
  • Las actitudes reactivas suelen ser poco productivas, pues retrasan las actividades laborales. Pasa lo contrario cuando se es propositivo y se busca mejorar el desempeño laboral.
woman in black shirt using macbook
Foto por airfocus en Unsplash

7 acciones para ser más proactivos

Actuar

Es decir, transformar las ideas en acciones. No esperar a ver qué sucede y permanecer en constante búsqueda de nuevas oportunidades o soluciones. Fijar objetivos claros y planes específicos para su consecución. Las personas que cuentan con la proactividad entre sus virtudes no pierden el tiempo pensando en que un problema no tiene solución y tampoco se conforman con una única respuesta, sino que exploran todas las posibilidades. Toman la iniciativa.

Anticipar y resolver problemas

Tener en la mente los problemas antes de que se presenten, así como sus posibles soluciones nos hará estar más preparados en el caso de que ocurran. De esta manera proporcionaremos una solución más rápida y mejor pensada. Además, tener una visión de futuro nos hará ser conscientes de los posibles problemas y nos ayudará a afrontarlos de una manera más lógica e inteligente, pudiendo incluso tomar el control antes de que algunas situaciones se conviertan en problemas.

Ser flexibles

Otra de las bases de una actitud proactiva es saber reaccionar ante situaciones imprevistas. Por mucho que intentemos prever determinados inconvenientes, debemos tener una gran capacidad de reacción, adaptación y flexibilidad ante las circunstancias que se presenten en el entorno.

Priorizar

Hacer una lista de tareas pendientes y establecer prioridades según su urgencia, puede ayudarte a organizar tu tiempo y tu trabajo. Define unos objetivos y fija las prioridades en las tareas a realizar para conseguirlos. Esto te ayudará a tomar decisiones con más orden y sentido.

Perseverar, no rendirse

La proactividad se ve reflejada en las personas perseverantes que tienen muy claros sus objetivos a mediano o a largo plazo y las tareas que tienen que llevar a cabo para poder conseguirlos. Creen en sus capacidades y su autoestima goza de buena salud, lo que evita que se rindan pese a las posibles adversidades. La fuerza de voluntad es un valor en alza de las personas con proactividad.

Responsabilidad de nuestros actos

Dependes de ti mismo y no del entorno. Las personas proactivas son libres y deciden su propia conducta. No se limitan a cumplir órdenes o desempeñar las funciones sin más. Tienen una actitud propia con base en sus creencias y valores y son consecuentes con lo que dicen y hacen.

Actitud positiva

Las personas proactivas tienen confianza en sí mismas. Reconocen sus fortalezas y sus debilidades, extraen lo positivo de cada situación y no buscan excusas, sino que se esfuerzan en seguir progresando.

Claves para fomentar la proactividad en la empresa

Todas las características que hemos visto se refieren a cómo podemos fomentar la proactividad de manera personal, pero ¿qué se puede hacer dentro de una empresa para lograr una actitud proactiva de los colaboradores? A continuación, exponemos algunas posibles respuestas a esta pregunta:

  • Involucrar a los profesionales en las metas de la empresa: hacer que sientan los valores y los objetivos de la organización como los suyos propios aumentará su sentimiento de permanencia y su actitud proactiva dentro de la empresa.
  • Proponer desafíos: establecer retos alcanzables a corto o mediano plazo para motivar a los colaboradores.
  • Actitud receptiva ante diferentes puntos de vista: viendo las distintas opiniones como una oportunidad para encontrar múltiples soluciones y caminos a seguir.
  • Dejar espacio a la creatividad: crear un clima de confianza para que las personas pertenecientes a la organización se sientan respaldadas y alejen sus miedos a la hora de exponer nuevas ideas o propuestas.
  • Incentivar la toma de decisiones: siguiendo con el clima de confianza, es importante desterrar el miedo a cometer errores.
  • Lenguaje positivo: críticas constructivas, valorando los puntos fuertes de cada profesional, adaptando las habilidades de cada uno a las necesidades de la empresa.
  • Flexibilidad de horario y teletrabajo: no todo el mundo es igual de productivo a las mismas horas ni en el mismo entorno. Esta medida incrementará la sensación de confianza de la empresa en el colaborador y aumentará su proactividad al percibir que la empresa se preocupa por sus necesidades.

En Formación Smart entendemos la importancia de desarrollar y potenciar la proactividad en los profesionales del siglo XXI. Por eso, si te encuentras interesado en consolidar equipos de trabajo con colaboradores más proactivos, te invitamos a ver nuestro curso online de Proactividad haciendo clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.