Cómo reducir la brecha digital en las Mipymes - Formación Smart

Cómo reducir la brecha digital en las Mipymes

Comparta este post

Las medidas para frenar los contagios por el Covid-19 han afectado a las empresas, pero sobre todo a las Mipymes. «Este segmento tiene estructuras productivas con un mayor nivel de vulnerabilidad económica, baja capacidad de resiliencia, y otras características desfavorables», reveló la encuesta Mipymes Dominicanas ante el COVID-19.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), la Universidad de Princeton y la Vicepresidencia de la República realizaron el sondeo para conocer la situación económica y de mercado de las Mipymes durante la pandemia el año pasado en ese país. Estos fueron algunos de los resultados:

--  El 74% de las Mipymes encuestadas cerraron sus empresas de forma total por la pandemia.

– El 20% indicó que cesó sus operaciones parcialmente.

– La mayor parte de ellas pertenecen al sector formal.

– Un 52% de las empresas formales señalaron la probabilidad de despedir a algún colaborador en los siguientes meses.

Lo anterior indica la fragilidad de las Mipymes para mantenerse en un contexto como el actual. Pero, ¿pueden recuperarse? Los expertos aseguran que sí es posible, siempre y cuando comprendan la importancia de repensar sus estrategias de negocio, abrir las puertas a la digitalización para superar esta brecha y buscar la formación constante para no quedarse atrás. De esto precisamente queremos hablarte en el siguiente artículo. Te invitamos a leerlo hasta el final.

En el siguiente vídeo, Alejandro Rivera Prato, Director de Formación Smart, nos habla de sobre la importancia de la capacitación online para las Mipymes y su impacto en la cultura organizacional:

La capacitación online para las Mipymes

Qué acciones pueden implementar las Mipymes

Los especialistas Claire Bentata, Jordi Prat y Laura Ripani recomiendan tres acciones para potenciar el crecimiento económico de las Mipymes en un contexto tan complejo. Veamos cuáles son:

  • Promover el reentrenamiento pensando en el mundo poscovid-19. En otras palabras, deben diseñarse estrategias para acceder a nuevas habilidades y destrezas, sobre todo enfocadas en aquellos trabajadores que no tienen acceso a la educación formal.

Dichas habilidades van desde las relaciones interpersonales, hasta las técnicas y digitales. “Esta crisis es una oportunidad de oro para avanzar en la transformación del mercado laboral centrándonos en la persona”, aseguran. En la formación online, muchas Mipymes tienen oportunidad de alcanzarlo.

  • Enfocar la estrategia en fomentar la formalización. Esto solo es posible si se abre paso a la bancarización, es decir, formalizar y promover el ahorro. El propósito es “poner a las personas en el sendero de la empleabilidad a mediano y largo plazo”, agregan los autores.
  • Incentivar la inversión. En otras palabras, ejecutar y ampliar los proyectos de infraestructura productiva, puesto que contribuye a reactivar la economía e impulsar el empleo.

La nueva normalidad supone retos, por lo que obliga a las microempresas a pensar en soluciones innovadoras y que se ajusten a una perspectiva distinta de moverse en el mercado.

Algunas iniciativas del MICM a favor de las Mipymes

El Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) promueve iniciativas para apoyar, capacitar, acompañar y asesorar a las microempresas y emprendedores.

Constantemente realizan conferencias en línea, talleres o cursos relacionados con la transformación digital e innovación. Estas y otras actividades buscan ampliar la perspectiva de los emprendedores y pequeños empresarios.

Otra iniciativa resaltante es la Copa Mundial de Emprendimiento organizada por varias instituciones públicas y privadas del país. Tiene como propósito que los emprendedores locales den a conocer las ideas de negocios no solo en su propio país, sino también en la escena global.

La Copa Mundial de Emprendimiento busca cambiar la manera de dirigir los negocios, la perspectiva de crecimiento y brinda herramientas útiles para que los emprendimientos crezcan.

Asimismo, otra de las iniciativas impulsadas por el MICM y la Asociación de Industrias de República Dominicana es el Programa de Encadenamiento Productivo Digital. Su objetivo es contribuir a la reducción de la brecha digital en las Mipymes por medio de estrategias de encadenamiento productivo con grandes empresas. Se enfoca en dos ejes:

1. El encadenamiento productivo que fomente el uso y acceso a la tecnología de las microempresas, es decir, implementar aplicaciones informáticas según las necesidades y metas de las Mipymes.

2. Promoción de las herramientas TIC con el fin de conectar a las Mipymes con sus proveedores.

Cómo reducir la brecha digital de las Mipymes

Alcanzar el mayor porcentaje de digitalización de los procesos es uno de los retos de las Mipymes en República Dominicana. Hoy más que nunca, muchas empresas han implementado el uso de las herramientas digitales para seguir operando, bien sea a través del teletrabajo, venta de productos y servicios en línea o gestionar otros procesos.

“La digitalización, que antes parecía un ‘extra’ para aumentar la productividad y las ganancias, hoy se ha vuelto un requisito para que las empresas sobrevivan”, explica Pauline Henriquez, especialista en la División de Competitividad, Tecnología e Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Para lograr la transformación digital de las Mipymes es necesario:

  • Dotarlas de conexiones de calidad y dispositivos, tales como computadores y servidores.
  • Brindarles sistemas informáticos enfocados en ventas, marketing, ciberseguridad.
  • Facilitarles herramientas que ayuden a potenciar sus oportunidades de negocio.

Una vez obtenido el financiamiento necesario y la asesoría adecuada, el siguiente paso es la formación constante. En tiempos como los actuales el aprendizaje en línea es una alternativa rentable para que las Mipymes logren con éxito su proceso de digitalización, mejoren sus procesos y adquieran las habilidades necesarias para sus negocios.

No solo es más económica que una formación tradicional, sino que es flexible, cuenta con un amplio catálogo de cursos y programas, se puede combinar con el trabajo y los resultados se ven plasmados en la productividad y la mejora en los procesos de la empresa.

Por ejemplo, un curso online de Finanzas para no financieros brinda las herramientas necesarias para dotar a la microempresa de los conocimientos esenciales de esta rama de finanzas.

Asimismo, un programa de Design thinking (pensamiento de diseño) podría ayudar a las Mipymes a abordar los retos y hallar soluciones innovadoras, basadas en problemas reales y llevando a cabo un testeo de las soluciones.

Resumiendo,las Mipymes requieren financiamiento, asesoría y capacitación constante en nuevas habilidades para reducir la brecha digital, mantenerse a flote y no navegar a la deriva.

Alejandro Rivera Prato | Director de Formación Smart

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales:

Instagram: @formacionsmart

Facebook: Formación Smart

YouTube: Formación Smart

LinkedIn: Formación Smart 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *