woman in white crew-neck T-shirt holding her head

La psicología positiva: Un nueva forma de abordar al ser humano

Comparta este post

La Psicología positiva es un enfoque psicológico que busca fortalecer algunos aspectos positivos del carácter, tales como: el optimismo, la alegría, la inspiración, la motivación y el sentido del humor. Se trata de comprender qué sucede dentro del ser humano cuando es feliz, para emularlo en nosotros mismos, es decir, comprender y fortalecer los procesos que están detrás de las cualidades, pensamientos  y emociones positivas del ser humano.

Y aunque suene utópico eso de ser feliz, en realidad es un estado muy concreto que favorece la salud, el crecimiento personal y el bienestar, y que requiere detenernos en aquellos detalles que nos hacen felices a diario, valorando su impacto y propiciándolos en la cotidianidad. Es por ello, que la psicología propone este enfoque que, en vez de centrarse en curar o sanar heridas abordando al ser humano como un paciente, se centra en fortalecer todo aquello que nos hace bien, un enfoque más preventivo que curativo, centrado en el ser humano como persona.

¡La psicología positiva llegó para quedarse!

Para todos es sabido que la dinámica empresarial actual es muy demandante, lo cual genera estrés y desequilibrio emocional en muchos casos. Los colaboradores en cualquier nivel, están expuestos a situaciones de presión que pueden desencadenar desencuentros con los clientes o entre los colaboradores.

Hoy más que nunca, es necesario contar con herramientas que faciliten la convivencia y que al mismo tiempo, permitan comprender la forma más favorable para gestionar aquellas emociones, actitudes, pensamientos que no suman, o dicho de otro modo necesitamos colaboradores felices en cada uno de los espacios de la organización y que sea una felicidad sustentable.

Cuando se asume la psicología positiva en las organizaciones, entonces se procura el bienestar integral de las personas y de los grupos, optimizando las condiciones de salud, propiciando un ambiente agradable que impacte positivamente en el estado psicosocial del individuo.

Desde esta perspectiva, la psicología positiva en la organización persigue:

  • Propiciar y preservar el funcionamiento óptimo de la organización.
  • Potenciar el bienestar psicosocial de cada uno de los miembros de la organización.
  • Mejorar la calidad de vida laboral.

Es necesaria la comprensión de las características de los empleados y de las organizaciones positivas,  para luego, emprender las acciones internas que sean necesarias para mejorar las condiciones físicas, mentales y sociales de cada uno de los colaboradores dentro de la organización. Esto implica reducir los niveles de estrés, el manejo inadecuado de los conflictos, mejorar el clima organizacional, fortalecer la comunicación asertiva, la empatía, el acompañamiento cercano, en fin, una convivencia más humana dentro de las organizaciones, a la par de las mejoras en la estructura física de la organización.

La psicología positiva plantea la necesidad de contar con las fortalezas del carácter, con la valoración oportuna de las emociones positivas, con las instituciones positivas (más allá de la empresa) y las relaciones interpersonales favorables. De manera transversal, se trata de que cada uno de los colaboradores que integran la organización experimente emociones positivas, y para ello se deben generar las condiciones físicas y humanas óptimas.

¿Con la psicología positiva se acabaron los problemas?

Definitivamente no es así. Desde la psicología positiva el ser humano es abordado de manera holística, entendiendo que existen emociones agradables y otras no tan agradables, que pudieran agruparse en emociones positivas y emociones negativas, o simplemente emociones de las cuales podemos sacar partido. Cada ser humano tiene la libertad de experimentar una amplia gama de emociones, entre ellas aquellas que no nos agradan, lo importante es trabajar la aceptación de las mismas, identificar las causas que la generan y decidir qué hacer con ellas, gestionando lo que sentimos, manejando los problemas con una actitud resolutiva y propositiva.

Con la psicología positiva la actitud será clave para afrontar las situaciones complejas que nos retan a diario, poniendo en juego otros elementos como la resiliencia.  Ya no es posible afirmar “Los problemas personales se quedan en casa”, sabemos que todo afecta al ser humano, por lo tanto un abordaje integral  a la persona implica ofrecer herramientas que faciliten el manejo de lo que siente, de lo que se le presenta inesperadamente en su vida, dentro o fuera de la organización,  y entre ellas está el poder superar situaciones complejas, valiéndose de sus habilidades, destrezas, talentos, principios, en todo aquello que sea una fortaleza personal.

Desde la psicología positiva las relaciones interpersonales plantean en sí mismas un camino de aprendizaje, en las cuales se deben identificar las prácticas que son positivas, evitando aquellas que no sean favorables.

Gestionar adecuadamente nuestras emociones y los conflictos, implica mantener el equilibrio personal ante las situaciones adversas, lo cual no es imposible, pero sí requiere de nuestra autoregulación y autocontrol para asumir positivamente los problemas.

Una de las dimensiones de trabajo de la psicología positiva es el campo personal, sin perder de vista el sistema como unidad viva, es por ello que es común que una organización que aplique la psicología positiva se caracterice, entre otros aspectos, por tener:

  • Programas diversos de bienestar y salud.
  • El desarrollo de competencias en los colaboradores.
  • La promoción del trabajo en equipo.
  • Se tiene muy presente la filosofía de la empresa.
  • Se impulsa el liderazgo transformacional.
  • Se fortalece la comunicación asertiva, la empatía y el feedback.

La psicología positiva impacta de manera favorable en las organizaciones que la aplican, propiciando la creatividad, la innovación y la proactividad, en la medida en que los colaboradores se perciben con bienestar y prosperidad, capaces de gestionar su afectividad.

La eficiencia, la productividad, la competitividad son algunos de los aspectos que se ven beneficiados al contar con colaboradores satisfechos personalmente, elevando su motivación y compromiso, replicando en otros, este estado positivo en la vida laboral.

Te invitamos a conocer el curso online de Psicología Positiva haciendo clic AQUÍ.

Equipo de redacción Formación Smart

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales:

  • Instagram: @formacionsmart
  • Facebook: Formación Smart
  • YouTube: Formación Smart
  • LinkedIn: Formación Smart

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.